Saltar al contenido

¿Qué eliges creer ?

¿Qué eliges creer ?

¿Qué eliges creer ? Las creencias definen la idea que tenemos del mundo y cómo actuamos en base a ellas. Las creencias condicionan de tal forma nuestros pensamientos y nuestros hábitos que pueden conformar nuestra personalidad . Incluso algunas circunstancias de nuestra vida. que determinan  el éxito o fracaso en aquello que emprendamos.  Qué eliges creer es importante. Por ello :

👉Cuida tus pensamientos porque se convierten en tus palabras.

👉 Y cuida tus palabras porque se convierten en acciones.

👉Cuida tus acciones porque se convierten en hábitos.

👉Y cuida tus hábitos porque se convierten en carácter.

👉Cuida tu carácter porque se convierte en tu destino. Al final tus pensamientos influyen en tu destino. ¡LUCHA POR TUS SUEÑOS!

¿Qué eliges creer ?

Si todo empieza en el pensamiento, podemos elegir lo que pensamos.  Desde la neurofisiología se ha estudiado la influencia que tiene encadenar en el cerebro aquello que queremos conseguir y pensamientos positivos. Un encadenamiento continuado en el tiempo consolida el hábito y patrones estables. ¿Qué elegimos? ¿Pensamientos positivos? ¿Pensamientos negativos?. Tenemos la suerte de poder elegir nuestros pensamientos. Pero no solo es suerte, es además una responsabilidad. El tipo de pensamientos que tengamos hacia nosotros, la vida, los demás, condiciona nuestras palabras. ¿Eliges palabras positivas ? ¿Palabras negativas?. Esas palabras llevan a acciones . ¿Eliges acciones positivas ? ¿Acciones negativas?. El conjunto de las acciones lleva a los hábitos, ¿hábitos positivos? ¿hábitos negativos?. Los hábitos configuran el carácter y el destino. Concluyendo,  merece la pena luchar por conseguir los sueños.  Esta frase de Stephen Crane proporciona una idea de hasta que punto pueden las creencias y los pensamientos pueden influir en nuestro destino.

                             «El que puede cambiar sus pensamientos, puede cambiar su destino”.

                                                                            Stephen Crane

¿Te ha gustado este artículo?  ¿Conoces a alguien que pueda serle útil? Compártelo con tu red profesional, familiares o amigos.

Otros artículos:

                             «