Saltar al contenido

Mutismo selectivo

Mutismo selectivo. Aparece generalmente en menores. La persona manifiesta una incapacidad de hablar en situaciones específicas y con personas determinadas. Afecta a niños y adultos, pero la frecuencia de aparición es mucho más alta en menores.

El mutismo puede derivar con los años si no es solucionado en una fobia social o un trastorno de personalidad por evitación. Es importante intervenir para eliminar y reducir el problema. El pronóstico y la respuesta al tratamiento es mejor.

Además provoca en la persona alto sufrimiento emocional . Puede afectar al desarrollo afectivo, social, personal y académico. Les impide la comunicación y participar en actividades lúdicas en las que se necesite el lenguaje verbal. Por lo tanto tampoco pueden solicitar ayuda, ni realizar muchas actividades académicas con lo que interfiere en el aprendizaje. En muchos casos su forma de comunicación son los gestos o mensajes escritos para poder comunicarse.

Es diferente a la timidez. El niño tímido puede retraerse al hablar pero con el paso del tiempo, en un mes puede iniciar conversación. Sin embargo en el mutismo no es así. Además experimentan una alta ansiedad en estas situaciones que les lleva a evitar la interacción social. Estar callado es su respuesta ante la tensión que sienten para regularse emocionalmente, y bajar el nivel de ansiedad . La intencionalidad no es molestar a los demás sino mejorar su malestar emocional en estas situaciones. El objetivo es disminuir el nivel de incomodidad para que pueda desenvolverse con normalidad y establecer interacciones con los demás.

En niños aparece entre los 2 y 5 años, que coincide con la etapa escolar. Es cuando vive situaciones de interacción social y verbal. Aunque los síntomas están presentes antes, no suele tratarse hasta los 5 o 6 años.

Causas del mutismo selectivo

  • Genéticas, familiares con una sintomatología parecida en su infancia.
  • Temperamentales . Hay una relación estrecha de aparición en personas con inhibición conductual, tímidos, retraídos, perfeccionistas o dependientes. Las situaciones sociales en contextos menos familiares y conocidos les generan ansiedad.
  • Ambientales. Las transiciones como comenzar la escuela o conocer nuevas personas puede desencadenar este trastorno. También un ambiente que genere estrés o donde no haya una relación positiva entre las personas.

Características personales

Son personas con mucha empatía, que perciben muy bien las emociones de los demás. Sin embargo les cuesta expresar sus sentimientos. Son sensibles, inteligentes y perceptivos. Tienen una tendencia a los miedos y preocupaciones. Son artísticos y creativos. Les cuesta separarse de los padres y/o dormir solos. Tienen una buena concentración y son muy intuitivos y curiosos.

Diagnóstico

Siguiendo los criterios del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V) :

  • Dificultades o inhibición en situaciones sociales específicas a pesar de hacerlo en otras circunstancias .Por ejemplo : habla en casa pero no en el colegio.
  • Interferencia en el ámbito educativo, laboral o social
  • Duración mínima de 1 mes
  • Esta alteración no se produce por desconocimiento o comodidad con el lenguaje hablado
  • No se explica por otro trastorno de fluidez, autismo, psicótico o esquizofrenia.

Tratamiento psicológico del mutismo selectivo

La terapia cognitivo-conductual es eficaz en estos casos. Se utilizan las siguientes técnicas:

  • Entrevista en presencia de la figura de referencia y observación de la conducta espontánea del niño.
  • Cuestionarios: cuestionario abreviado para la estimación de la gravedad del miedo desproporcionado a hablar Y cuestionario exploratorio del miedo desproporcionado a hablar . Además la entrevista diagnóstica del Mutismo Selectivo.
  • Información del tutor, padres y otros profesionales.
  • Técnicas de reducción de la ansiedad
  • Técnicas de modelado social y observación para el aprendizaje. Ofrecer modelos de conducta en las situaciones que evita y motivarle a reproducirlos. Algunos métodos son los contratos conductuales y la economía de fichas.
  • Exposición gradual a las situación. Se trata de programar y proporcionar a la persona experiencias de forma controlada y gradualmente más difíciles. Se realiza en un entorno controlado y seguro. Más adelante se avanza hacia otros más difíciles. Se trata de generalizar la respuesta competente. Se propone incentivar las conductas temidas. Ello genera habilidades y hábitos para extenderlas a todas las situaciones sociales progresivamente.
  • Reforzamiento positivo y desarrollo de habilidades sociales
  • Técnicas de relajación y respiración para manejar la ansiedad
  • Psicoeducación familiar

Pautas de actuación para padres

  • Evitar llamarle la atención sobre la conducta de no hablar, incrementa el problema.
  • Criticar o juzgar por no comunicarse en algunas situaciones
  • Evitar estilos familiares autoritarios que incrementen la ansiedad 
  • Estimular un ambiente de seguridad, confianza, comprensión, afecto y comunicación.
  • Proporcionar y favorecer situaciones de interacción social con otros que pueden causarle ansiedad. Por ejemplo (cumpleaños, fiestas, actividades extraescolares…) y evitar los mecanismos de evitación del problema.
  • Proporcionarle actividades placenteras, agradables. Actividad física y deportiva, juegos que le ayuden a descargar tensión y ansiedad y favorezcan que se sienta relajado y feliz.
  • Evitar la sobreprotección No reforzar las conductas en las que no hable pero tampoco hablar por él para ayudarle. Evitar al niño los momentos de ansiedad al hablar por aliviar su sufrimiento no solo no le ayuda sino que le perjudica. Que sea el niño el que promueva el lenguaje oral como forma de comunicación.
  • Evitar la excesiva atención recibida por no hablar. Por ejemplo preguntarle mucho si ha hablado en el colegio, en una fiesta, o ponerle fechas para empezar a hablar ….
  • Sentirse cómodos los padres en situaciones de mutismo selectivo en los hijos, mostrar naturalidad en ellas. Evitar ansiedad, preocupación o enfado .
  • Dar al niño tareas acordes con su edad para que sea responsable y confíe en sus capacidades.
Evitar el perfeccionismo
  • No dar al niño tareas por encima de sus posibilidades y que se frustre. Es necesario que confíe en sus capacidades.
  • No reforzar al niño ofreciéndole apoyos afectivos en situaciones en que evite situaciones sociales. Esto perjudica y mantiene el problema.
  • Coordinarse con los profesionales que están en contacto con el niño y en los que este muestra mutismo selectivo. Intercambiar información sobre los logros que obtiene el niño y estrategias a utilizar.
  • Poner el foco de atención en las conductas positivas, en sus fortalezas y puntos fuertes. Reforzar todo aquello que hace bien. El elogio y los premios influyen positivamente para lograr actitudes y comportamientos .
  • Reforzar y ampliar su círculo de amigos. Facilitar que progresivamente se vaya integrando cada día con más niños.

Pautas de actuación para el centro escolar

  • Crear un ambiente de seguridad aceptación y confianza en el aula que favorezca las relaciones sociales
  • Intensificar el vínculo afectivo positivo con el niño.
  • Reforzar positivamente cualquier intento de acercamiento a los otros
  • Estar pendiente por si necesita ayuda
  • Buscar un compañero que pueda ser su guía y ayudarle en su comunicación
  • Plantear grupos muy pequeños de 2 o 3 niños. e irlos ampliando a más grandes para que se vaya adaptando .
  • Interactuar el adulto con frecuencia con el niño para facilitar su integración y falta de comunicación
  • Empezar con actividades de interacciones no verbales .De forma progresiva aumentar el grado de interacción verbal.
  • Ampliar progresivamente el nivel de exigencia en las tareas
  • La excesiva atención recibida por no hablar es perjudicial. Insistirle en que hable o centrar toda la clase la atención en su no respuesta le perjudica.
  • No crear expectativas negativas pensando que el niño no logra superar el mutismo. Tampoco etiquetar su comportamiento «no sabe hablar «.
  • No acomodar la clase a las dificultades del niño. Por ejemplo evitar actividades académicas como salir a la pizarra o actuar como si no existiera, tampoco utilizar a los compañeros de intérpretes.

Otros artículos :