Saltar al contenido

Cómo controlar la ansiedad

Terapia Cognitivo-Conductual (TCC)

Cómo controlar la ansiedad. La forma de pensamiento afecta a cómo vivimos y nos sentimos. No son las situaciones sino cómo las percibimos. Las creencias, expectativas y actitudes determinan las emociones negativas de ansiedad y miedo.

En la terapia se localizan y corrigen estos pensamientos y creencias negativas por otros más positivos y realistas. El cambio de pensamiento implica cambio en las emociones.

Terapia de exposición prolongada (EP)

Ayuda a manejar los miedos o los traumas. Para ello la persona vuelve a vivirlos en la mente pero con técnicas de enfrentamiento como mindfulness o relajación.

Medicación para controlar la ansiedad

La medicación ayuda a manejar los síntomas cuando se padece ansiedad grave de forma temporal y a corto plazo. Tiene efectos secundarios y pueden causar dependencia.

Fitoterapia para controlar la ansiedad

Plantas medicinales con efectos relajantes como la Melissa, Camomila, Pasiflora o Valeriana.

Relajación para controlar la ansiedad

La respiración profunda diafragmática baja la presión arterial, la frecuencia cardiaca y tensión asociada a estrés.

La visualización guiada reduce la ansiedad. Consiste en imágenes mentales relajantes ( un lugar favorito, por ejemplo) acompañándose de pensamientos y sensaciones positivas al evocar ese lugar o situación.

Estas técnicas dotan a la persona de estrategias válidas para afrontar y reducir la ansiedad y mejoran la autoconfianza personal.

Otras formas de como controlar la ansiedad

Mindfulness, meditación y yoga

En la ansiedad aparece una sensaciones de falta de control y miedo sobre el futuro. Estas técnicas ayudan a mejorar el control sumergiendo a la persona de nuevo en el presente , aumentando la conciencia y capacidad de reacción a lo que está pasando disfrutando más del presente.

Ejercicio, descanso y vida saludable

El ejercicio físico baja la ansiedad y genera emociones positivas y bienestar mental. Una dieta saludable con alimentos ricos en omega.3 y evitando otros como cafeína o alcohol. Además un buen descanso nocturno aleja de la ansiedad.

Trabaja y cambia tus pensamientos

En muchas ocasiones el miedo se dispara ante determinados pensamientos irracionales. Identificar este tipo de pensamientos cuando aparecen y aislarse de ellos: son solo pensamientos, no la realidad. De esta forma al no identificarse con este tipo de ideas negativas y amenazadoras, las emociones negativas también se desvanecerán.

Visualización en el pensamiento

Se trata de imaginarnos esos  pensamientos que nos causan malestar y concentrarnos en él, después lo quitamos de nuestra mente. También podemos sustituirlo después por otro pensamiento placentero, por ejemplo estar en un lugar que nos guste.(con amigos, familia, en el campo, de vacaciones..)  Empezar siempre por aquellos pensamientos que menos nos molesten ya que son más fáciles  de trabajar, para seguir luego con aquellos más dañinos.

Agradecer a la mente

 Cuando nos viene el pensamiento le doy las gracias a mi mente. «Gracias mente por recordarme este pensamiento, pero no estoy interesada en él» . Lo dejamos estar de una forma agradecida y paciente, sin darle mayor importancia.  Son sólo pensamientos, no son nosotros, ni suelen ser la realidad, están ahí y pasan por nuestra mente.

Realizar actividades que nos gusten

 Se trata directamente de instaurar y potenciar los pensamientos positivos. Cuando realizamos estas actividades estimulantes y placenteras nuestro organismo segrega serotonina, noradrenalina o adrenalina. Esto nos ayuda a sentirnos bien, relajados, activados y satisfechos. Pueden ser muy ocupaciones  variadas desde un hobby, a leer, deporte…lo importante  es que te realmente te llenen.

Red social y familiar

Disfrutar de buenas relaciones familiares y sociales previene las enfermedades mental proporcionando apoyo y seguridad emocional. Expresar las emociones, compartir lo que sentimos es muy saludable.

Otros artículos:

Ansiedad

Cómo superar la ansiedad y la depresión

Síntomas de la Ansiedad